La crisis no afecta al plus de altos cargos

La tijera de la crisis no afecta al blindaje político del plus de los altos cargos.
La Xunta descarta impulsar una reforma legislativa para revisar el extra que pactaron PP, PSOE y Bloque.

Las políticas de austeridad y racionalización del gasto que impone la crisis se extienden por toda la Administración. Desde el presidente de la Xunta hasta los funcionarios subalternos, prácticamente ningún empleado público escapa a los recortes salariales. Pero estos ajustes tienen excepciones en los profesionales que ocuparon puestos de designación política y que perciben el plus de altos cargos. Ahí la tijera no corta. El Gobierno de Feijoo descarta por ahora promover una reforma de la Lei de Función Pública 13/2007 para acabar con el sobresueldo que PP, PSdeG y BNG pactaron hace tres años.

El plus conservará de este modo un blindaje político que, en diciembre pasado, ya le permitió neutralizar la vía de ataque que supuso el debate parlamentario de la iniciativa legislativa popular que impulsó la CIG. El empeño de populares y socialistas en mantener el complemento retributivo pudo más que las 20.000 firmas que avalaron la iniciativa para solicitar su derogación, aunque en las últimas semanas el sindicato nacionalista ha vuelto a reabrir el debate en las mesas de negociación con Función Pública. La propuesta choca con la determinación de la Xunta de no corregir una ley en la que tampoco el bipartito quiso dar marcha atrás, ni siquiera con las presiones internas de un área nacionalista que viró su discurso ante la controversia social suscitada. El actual Gobierno alega que se limita a aplicar una norma aprobada por unanimidad que está en vigor. En Facenda puntualizan al respecto que una posible revisión del plus de los altos cargos solo afectaría a los futuros perceptores, ya que los que ya lo cobran lo tienen garantizado.

Este dinero adicional para el personal funcionario que ocupó altos cargos fue adoptada en Galicia a través de la reforma de la Lei de Función Pública realizada en julio del 2007. Los tres grupos parlamentarios esperaron a que la Xunta aprobara el proyecto legislativo para incorporar después un plus al que tienen derecho hasta su jubilación todos los funcionarios que ostentaron altos cargos durante dos años consecutivos o tres alternos.

Diputados, senadores, alcaldes
El importe de ese sobresueldo toma como referencia el complemento de destino para directores generales que fijan los Presupuestos del Estado, que desde el 2008 permanece congelado en 15.015 euros, y oscila de acuerdo con el nivel que tenga reconocido cada funcionario. De este modo, un profesor de enseñanza secundaria que haya sido alto cargo percibirá anualmente en su retorno a la docencia 9.121 euros más de complemento de destino que sus compañeros.

El actual Ejecutivo esgrime, como hizo en su momento el anterior, que se trata de un dinero adicional que se cobra en otras comunidades autónomas, aunque el ámbito de su aplicación excede a la Administración autonómica y, por el Estatuto Básico del Empleado Público, puede alcanzar también a diputados, senadores, presidentes de diputaciones y alcaldes. En todo caso, el complemento se concede previa petición del posible beneficiario, un rasgo casi paradójico en una figura retributiva caracterizada por la falta de transparencia presupuestaria.

Vía || lavozdegalicia.es

por dilam
- 1678 lecturas
altoscargos crisis varios xuntagalicia
blog comments powered by Disqus