El agua con azúcar no quita las agujetas

Después de someter al músculo a una sesión excesiva de ejercicio, surgen las molestas agujetas.
Para contrarrestar el dolor que producen, algunos deportistas, después de una sesión de entrenamiento, se lanzan a tomar agua con azúcar. Pues bien, desde este blog de salud derribamos el mito: el agua con azúcar no quita las agujetas.

Seamos claros: los milagros, al menos en este sentido que estamos tratando, no existen. Tomar agua con azúcar después de hacer ejercicio tan sólo servirá para lograr una mejor hidratación, pero no para quitar las agujetas.

La tradición cuenta que las agujetas surgen por culpa del ácido láctico, el cual se produce durante el ejercicio físico. Como consecuencia del esfuerzo físico, éste ácido se solidifica y se cristaliza, clavándose como "agujas" (de ahí el nombre de agujetas) en los músculos. En realidad, lo que causa el dolor son pequeñas microrroturas fibrilares y su inflamación. Para calmar la molestia de las agujetas lo que sí puedes hacer es ponerte hielo o frío, para bajar la comentada inflamación.

Aunque en realidad, lo único realmente eficaz es realizar una actividad física progresivamente, es decir, de nada sirve que un buen día, así, de repente, salgas a correr dos horas, sin haber hecho ejercicio en mucho tiempo. Lo único que puedes conseguir haciendo esto es que te salgan unas agujetas que no te puedas ni mover, por no hablar de los problemas físicos que genera.

En resumidas cuentas, el agua con azúcar no quita las agujetas. Para evitarlas, hay que hacer ejercicio de forma regular y progresiva, hacer un calentamiento previo y también hacer estiramientos antes y después de la práctica deportiva. Con ello, los músculos estarán preparados. Pero ten en cuenta que siempre que te pases de intensidad, pueden aparecer las agujetas, como consecuencia de un sobreesfuerzo.

Vía || cosasdesalud.es

por dilam
- 1347 lecturas
agujetas azucar deporte salud
blog comments powered by Disqus