Lugo. Los particulares podrán vender coches en la calle con autorización

La venta de vehículos de segunda mano en la calle por parte de empresas tiene los días contados.
El Concello aprobará en las próximas semanas una modificación de la ordenanza de venta ambulante según la cual solo a nivel particular se podrá publicitar la venta de un coche en la vía pública, y siempre con autorización previa del Concello.

Las personas interesadas en anunciar su vehículo en un espacio público podrán hacerlo, pero de forma aislada y puntual. Para asegurarse de que es una venta particular, el interesado deberá acreditar en el Concello que es el titular del permiso de circulación del vehículo que quiere anunciar. Tras comprobar que es así, la administración local le concederá un permiso con una validez de seis meses que deberá colocarse en un lugar visible dentro del coche.

La inexistencia de la autorización o la no exhibición en el automóvil tendrá la consideración de infracción leve. El propietario del vehículo se expondrá a una sanción de entre 150 y 300 euros, tal como figura en el régimen sancionador de la ordenanza reguladora de espacios públicos dedicados a la venta ambulante.

La norma, de carácter municipal, es de 2006, pero no abordaba la venta de coches en la calle, una actividad que se incrementó de forma muy considerable en los dos últimos años, debido a la crisis económica, y que está poniendo en jaque a muchos concesionarios y talleres, según viene denunciando desde hace tiempo la asociación que vela por sus intereses, Aprevar.

El control de este tipo de venta es una vieja demanda de la Asociación Provincial de Reparación y Venta de Automóviles y Recambios. Hubo un intento de regularla en la ordenanza de civismo, pero esta todavía está en fase de borrador, por lo que el gobierno local consideró que sería más rápido hacer un modificado de la norma de venta ambulante.

Seguimiento
El Ayuntamiento responde de esta forma a la campaña iniciada recientemente por Aprevar, que semanalmente enviaba al gobierno local un dossier con fotografías de coches con anuncios de ‘Se vende’ e información en la que advertía de que en muchos casos los vehículos pertenecían a empresas de fuera de Lugo.

El presidente de Aprevar, Luis Abelleira, llegó a advertir al Concello de que, si no tomaba medidas, después del verano instaría a los asociados a sacar los vehículos de las exposiciones y a colocarlos en calles peatonales de la ciudad y en plazas de estacionamiento Ora, como medida de presión.

Ahora
-Solo con el coche en marcha
Pese a que el Concello no contará hasta dentro de unas semanas con una ordenanza específica sobre la venta de coches usados en la calle, en realidad la ley ya prohíbe esta actividad.

A día de hoy, solo está permitido publicitar la venta de un vehículo mientras este está en movimiento. En el momento en que se estaciona, ese anuncio pasa a ser ilegal.

-Incumplimiento
En la actualidad, la norma se incumple constantemente.
MERCADO
Los automóviles suelen proceder de subastas o de otros países de la Unión Europea


La proliferación de coches de segunda mano que se ponían a la venta en calles y carreteras de acceso a Lugo es un fenómeno que ha ido a más en los dos últimos años y que, en ámbitos del sector, se vincula en muchos casos a la actividad de subasteros.

Así, profesionales vinculados al motor explican que muchos de los coches que se anuncian en las calles proceden de subastas, que han ido a más como consecuencia de la crisis. Según esa teoría, serían las personas que los han comprado a través del juzgado quienes luego intentan colocarlos de nuevo en el mercado sin necesidad de recurrir a establecimientos comerciales autorizados.

En otros casos, los coches procederían de personas que viajan habitualmente a otros países europeos para comprar coches de segunda mano y luego revenderlos en España.

Según personas vinculadas al sector, se trata de personas que hacen negocio de forma encubierta con esas ventas de coches procedentes de otros países, ya que no tienen licencia para dedicarse profesionalmente a esa actividad. Sin embargo, como se trata de un negocio a bastante pequeña escala, su actividad no encuentra grandes cortapisas.

Subasteros y personas que traen los coches de otros países se dedican a ir distribuyendo por distintos puntos de Galicia los coches que tienen a la venta. «Un día pueden venir varias personas desde A Coruña o Santiago y dejar varios coches en Lugo hasta que los venden», detallan quienes conocen ese mercado.

Vía|| elprogreso.galiciae.com

por dilam
- 1862 lecturas
automovilesusados enlugo venta
blog comments powered by Disqus