Rotación cultivos en la huerta

La rotación consiste en cambiar de sitio los cultivos alternándolos en su colocación en las parcelas. Para que una huerta mantenga su productividad a largo plazo, debemos tener muy en cuenta las rotaciones.

De esta manera cada cultivo ocupa una parcela distinta cada año. Una adecuada rotación de cultivos ayuda a conservar la fertilidad y, al cambiar cada año su ubicación, previene el ataque de plagas y enfermedades.

La rotación puede ser bienal, trienal y cada cuatro años. También podemos realizarla de acuerdo con las exigencias del suelo, abono y de las plantas.

Un ejemplo puede ser dividir el terreno en cuatro parcelas y plantar tomates, coles, cliflores, etc. en la primera; ajos, cebollas, puerros, etc. en la segunda; judías, habas. guisantes, en la tercera y patatas, cardos, etc. en la cuarta.

por dilam
- 2590 lecturas
cultivos huerta jardin rotacion
blog comments powered by Disqus