Cachareliña o queimadiña gallega

La cachareliña o queimadiña es deliciosa después de comer y podríamos considerarla como una miniqueimada individual. Se prepara llenando un pocillo (es preferible de barro, porque guardan mejor el calor) de aguardiente hasta sus dos tercios. Añadiendo una o dos cucharadas de azúcar. Quemamos durante unos minutos, apagamos para incorporar una cucharadita de soluble (el que más nos guste: café normal, torrefacto, descafeinado, etc.), probar cuidando de no quemarse y tomarla cuando esté a gusto del comensal.

por dilam
- 1247 lecturas
cacharelina cocinagallega queimadina
blog comments powered by Disqus