Armarios de cocina

Algunos consejos de mantenimiento. En los armarios que usamos como despensa debemos de efectuar una limpieza interior con cierta frecuencia. Para ello podemos usar una bayeta con jabón y lejía, teniendo en cuenta que mientras se secan debemos mantenerlos abiertos.

Hay algunas cosas que guardamos en los armarios que suelen dejar manchas sobre los estantes (botellas de aceite, vinagre, etc.) Para no encontrarnos con el típico cerco, lo que podemos hacer es colocarlas sobre una bandeja, ésta nos será más fácil de limpiar que el estante del mueble.

Un armario con humedad es un problema, sobre todo si guardamos alimentos secos, algunos utensilios de cocina, etc. Podemos intentar eliminarla colocando en su interior saquitos con tiza o con arroz. Estos absorverán la humedad.

Para la limpieza exterior, si el armario es de formica y chapa de madera, podemos usar una bayeta empapada con alcohol de quemar y amoníaco, frotando bien las puertas y laterales. Luego aclararemos con abundante agua, secando a continuación con una gamuza.
Si el armario es de madera, emplearemos un trapo con agua y unas gotas de amoníaco. A continuación aclararemos con una bayeta y secamos rápidamente con una gamuza.
En el caso de que se trate de una armario con molduras, comenzaremos limpiando éstas con un cepillo. A continuación pasaremos una bayeta húmeda con jabón líquido. Después aclaramos y secamos.
Si se trata de armarios pintados, podemos limpiarlos pasando una bayeta con agua jabonosa y secarlos con un trapo de algodón. No debemos usar productos abrasivos ni estropajos metálicos, podrían dañar la pintura.

por dilam
- 1935 lecturas
armarios hogarconsejos
blog comments powered by Disqus