La carne de pollo

La carne de pollo tiene un alto valor nutritivo, un elevado contenido en proteínas y un equilibrio excelente de aminoácidos esenciales para que nuestro organismo pueda generar y reparar tejidos, cicatrizar heridas, proteger el sistema nervioso y la piel. Otra de sus ventajas está en que casi no contiene hidratos de carbono ni azúcares.
La grasa en la carne de pollo se concentra esencialmente en la piel, por lo que quitándola eliminamos prácticamente todas las grasas. Aún así, la piel tiene un alto valor nutritivo y contiene pigmentos naturales. La parte con menos grasas es la pechuga. Un 1%. Los muslos contienen un poco más de grasa.
Comer pollo nos aportará vitamina B, así como minerales: fósforo, muy beneficioso para la respiración, además de Zinc, sodio y potasio. La molleja, es rica en acetilcolino, un neurotransmisor, por eso su consumo se ha asociado a la prevención del Alzheimer, aunque, como el resto de menudillos (higadillo, sangre, madrecilla y yemas) contienen una gran cantidad de colesterol.

por dilam
- 1492 lecturas
articuloscocina pollo salud
blog comments powered by Disqus