Recolección y conservación de frutas

Recolección:
Las frutas que crecen en árboles de tallo bajo o en árboles débiles hay que recolectarlas 10 días antes que las de árboles de tallo alto, procedentes de simiente o sujetos vigorosos. Lo mejor es recogerlas poco a poco, según la época de maduración de las distintas variedades, con tiempo seco y fresco. Las de carne blanda (fresas,...), por la mañana, al desaparecer el rocío, o al atardecer. Las de hueso o las variedades de verano de las frutas de pepita, de 4 a 6 días antes de su total maduración. Las manzanas y las peras de otoño será conveniente recogerlas en cuanto las pepitas están negras.

Conservación:
Una vez cogidos, los frutos no se deben dejar al sol. Hay que guardarlos cuanto antes en un sitio fresco y oscuro. Se almacenarán en un sótano resguardado de las heladas y con buena ventilación. También pueden servir otros lugares, si están orientados al N o NE y la temparatura no desciende de los 0ºC. La ideal es 6ºC - 8ºC en otoño y primavera, y 2ºC - 4ºC en invierno. Agrúpelas por especies en una capa, sobre una rejilla de madera o estantes desinfectados, y no guarde juntas frutas de corta conservación (plátanos, melocotón...) con las de larga conservación (cítricos, manzanas...). No almacene frutos dañados ni enfermos, ya que se pudriría él y los demás. Coloque las manzanas siempre con el pedúnculo hacia abajo.

por dilam
- 1645 lecturas
arboles conservacion frutas huerto jardin recoleccion
blog comments powered by Disqus