Algo sobre los cactus

Flor de cactus

Flor de Cactus orquídea - Epiphyllum

Los cactus forman parte de un grupo de plantas denominadas suculentas o crasas. Pertenecen a la familia de las Cactaceae. Son originarios de América, principalmente de las zonas más secas y pueden existir unas 2000 especies.
Para su desarrollo no son demasiado exigentes. Son plantas que soportan temperaturas extremas y pasan largos periodos sin agua. Necesitan sus atenciones, pero sobreviven bastante bien en caso de que, nos descuidemos algo.

Existen dos tipos: los epíficos o cactus "de selva" y los cactus "de desierto". Los primeros (cactus de Navidad - Schlumbergera, cactus de Pascua - Rhipsalidopsis gaerteneri, orquídea - Epiphyllum, etc.), son plantas de tallo aplastado que viven en las ramas de los árboles y en las grietas en las que se ha acumulado mantillo de hojas.

Loa cactus "de desierto" (la chumbera - Opuntia, Mammillaria, Echinopsis, etc.), crecen bajo un sol tórrido y en zonas de escasas lluvias, soportando noches heladas.

Sus espinas no son más que hojas finas que ayudan a que la planta pierda muy poca cantidad de agua, almacenándola para las épocas de sequía.

La forma más habitual de cultivo es en invernadero frío y exterior protegido. El sustrato debe ser poroso, bien drenado y que contenga arena. En el caso de los epíficos se les debe añadir al compost humus en forma de mantillo, estiércol bien maduro o turba. En cuanto al suelo es conveniente añadir caliza para que las espinas aparezcan fuertes.

Los cactus "de desierto" se desarrollan mejor a pleno sol y bien ventilados. Necesitan aire fresco en verano, pero evitando las corrientes. A los cactus "de selva" les perjudica el calor intenso y no les debe faltar humedad.

Las plantas cultivadas en invernadero necesitan bastante agua en épocas de calor y sol. Los cactus "de desierto" necesitan muy poca agua en invierno. Hay que regarlos cuando la superficie de la tierra se encuentre seca.

Como norma general, el riego debe realizarse una vez a la semana en primavera y verano, y una vez al mes en invierno. Los "de selva" no se deben regar después de la floración. En otros momentos dos veces por semana.

Los cactus se reproducen por semillas o mediante esqueje. El método de semilla es una siembra normal y es muy poco utilizado. La época de obtener buenos esquejes es a finales de primavera o en verano. Deben ser separados con cuidado, cortando y dejar secar la cicatriz 3 o 4 días. No es conveniente enterrar demasiado el esqueje para evitar que se pudra. Los primeros días póngalo a la sombra y rocíelo con agua ligeramente. Después riegue suave.

por dilam
- 2052 lecturas
arboles cactus flores huerto jardin plantas
blog comments powered by Disqus