El invierno y las plantas

En la época invernal las plantas sufren los ataques de los fenómenos meteorológicos. Los que más las perjudican son: las heladas, la nieve, el granizo y el viento. La helada.
Las bajas temperaturas que se dan en invierno limitan las zonas de cultivo de muchas especies. Hay plantas de regiones cálidas, que pueden morir porque son incapaces de resistir una temperatura que baja de los 0ºC. También pueden morir al no poder absorver del suelo el agua necesaria al estar bloqueada en forma de hielo.
Algunas plantas aunque veamos como desaparecen de la superficie, sus raíces sobreviven y rebrotan al año siguiente, pero si las heladas se prolongan, pueden morir también las raíces.
La nieve.
Una nevada intensa puede doblar y romper las ramas de los árboles y arbustos. Después habrá que podar las plantas gravemente dañadas para que recuperen su forma. En los casos que no llegue a romper las ramas, pero que la nieve se acumula durante mucho tiempo, puede dejarlas deformadas para siempre.
Una nevada excesivamente persistente puede llegar a causar asfixia en las raíces de las plantas.
El granizo puede llevar a la destrucción total de una cosecha.
Los vientos fríos constituyen un peligro especial en las zonas en que son frecuentes, sobre todo cuando llegan los invernales.
Protección.
No todas las plantas necesitan protección durante el invierno. La mayoría de los bulbos de floración primaveral, son plantas resistentes.
Protección necesitan los arbustos tiernos y algunos árboles y trepadoras exóticas. En las zonas cálidas, las plantas más sensibles sobrevivirán si se impide que el compost se humedezca demasiado.
Para proteger las plantas más delicadas, cultívelas en una zona de abrigo. Cubra las herbáceas o las bulbosas con un acolchado de paja,... rodéelas con setos, vallas, cortavientos y antiheladas,
Las cajoneras y los invernaderos también las protegen de las inclemencias del tiempo.

por dilam
- 942 lecturas
invierno jardin plantas
blog comments powered by Disqus