Congelar verduras

Para una buena y larga conservación de la verdura, mediante la congelación , es muy importante la calidad y frescura de la misma.
La preparación de la verdura necesita generalmente, además de una limpieza cuidadosa, el escaldado en agua caliente. Esta operación,se hace introduciendo la verdura en un recipiente con agua hirviendo. El tiempo de escaldado varía según la verdura a escaldar y se comienza a contar a partir del momento que el agua vuelve a hervir de nuevo. Después de enfriada y secada, la verdura se empaqueta en bolsas de plástico, teniendo cuidado de que salga la mayor cantidad posible de aire. La verdura que debe cocerse antes de ser consumida, no necesita descongelación, puede sumergirse directamente en agua caliente. Debemos tener en cuenta que la verdura que ha sido escaldada antes de la congelación, necesita un tiempo de cocción inferior al normal. La descongelación de la verdura que se va a consumir cruda, puede hacerse en el frigorífico o a temperatura ambiente. También se ha de tener presente que la verdura para consumir cocida puede ser congelada también después de la cocción.

Preparación y tiempo de escaldado de algunas verduras:

Espárragos: limpiar, cortar la parte fibrosa y lavar. Escaldar de 2 a 4 minutos.
Repollos y coliflores: limpiar y cortar en trozos. Escaldar de 2 a 4 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Alcachofas: eliminar las hojas externas y pelar el tallo. Escaldar 6 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Habas: sacar de la vaina. Escaldar 3 minutos.
Judías verdes: cortar la parte terminal y lavar. Escaldar 4 minutos.
Setas, champiñón: eliminar el tallo, limpiar y cortar en trozos. Escaldar 2 minutos.(añadir zumo de limón al agua para mantener el color)
Berenjenas: quitar el tallo y cortar en rodajas. Escaldar 4 minutos, previamente al escaldado se pondrán en agua salada para evitar la decoloración.
Espinacas: quitar las hojas externas, lavar en agua salada. Escaldar 2 minutos.
Pepinos: Lavar. No escaldar.
Pimientos: quitar el tallo, lavar, cortar en rebanadas y eliminar las semillas. No escaldar.
Guisantes: desgranar y congelar, colocándolos extendidos y después empaquetar. No escaldar.
Tomates: lavar y congelar sin empaquetar. No escaldar.
Perejil, albahaca: Lavar y cortar los tallos. No necesita picar, cuando se saca ya congelado, basta con estrujar la bolsa y se desmenuza solo.

 

Congelar: carne fresca|| animales corral y caza||frutas||pescados||crustáceos y moluscos|| pan y repostería|| mantequilla quesos y huevos.

 

por dilam
- 18779 lecturas
articuloscocina congelar verduras
blog comments powered by Disqus